Skip to content

Aaron | BabyNovaMX

bebe nombre niño niña

Etimología y origen histórico del bebé Aaron

Aaron es un nombre masculino de la Biblia hebrea y el Antiguo Testamento, del hebreo ‘Aharon (אַהֲרֹן). El significado del nombre es incierto, pero probablemente se deriva del idioma egipcio (como Moisés y Miriam) y se dice que significa “montaña de poder”. Aarón, descendiente de la tribu de Leví, es el hermano mayor de Moisés y Miriam, y los tres nacieron en la esclavitud israelí en Egipto, por lo que se cree que los nombres son egipcios. En el caso de Aarón, se especula que el nombre significa “montaña alta” (“exaltado”). Todos estos significados potenciales cobran sentido una vez que comprendes el papel de Aarón en Éxodo. Aarón fue esencialmente el portavoz elocuente de Moisés entre los israelitas cautivos en Egipto y acompañó a su hermano a transmitir el mensaje de Dios al faraón: “¡Deja ir a mi pueblo!” Como mano derecha de Moisés, Aarón estuvo presente durante las Diez Llagas, cruzó el Mar Rojo y viajó al Monte Sinaí. Aquí es donde tuvo lugar el famoso incidente del “becerro de oro”. Mientras Moisés estaba en la montaña, recibiendo los Diez Mandamientos con Josué, Aarón estaba a cargo de cuidar a los israelitas de abajo. El pueblo se impacientó durante los 40 días de ausencia de Moisés y le pidió a Aarón sin cesar que les construyera un ídolo de la divinidad. Bajo presión, Aaron finalmente cedió y creó un “becerro de oro” de las joyas de oro recolectadas de todas las personas. Luego, los israelitas continuaron celebrando alrededor del altar frente a él (Éxodo 32: 1-35). Dios estaba enojado – ya se han quebrantado dos mandamientos (# 1 No hay Dios más que Yo y # 2 Sin hacer ídolos). Dios le dice a Moisés que tiene la intención de sofocar a todo el pueblo en represalia, pero Moisés habla de él. Cuando Moisés desciende del monte Sinaí, también se siente abrumado por la ira y arroja las tablas del mandamiento al suelo, rompiéndolas (simbolizando así el incumplimiento de los israelitas de su pacto con Dios). También toma el becerro de oro, lo quema y lo tritura hasta convertirlo en polvo. Aarón malinterpreta su paso en esta situación y se disculpa torpemente (¡solo el pueblo fue tan insistente y su espalda estaba contra la pared!) Finalmente, se envía una plaga sobre el pueblo que no se alinea con Moisés; los que permanecen con Moisés se salvan de la muerte y parece que todo fue perdonado cuando Dios restauró las tablas. Además de su papel como compatriota de Moisés y profeta de Dios mismo, Aarón también se destaca por ser ungido como el primer sumo sacerdote de los israelitas. Por razones obvias, Aarón siempre fue “exaltado” entre el pueblo judío, pero los puritanos adoptaron este nombre bíblico después de la Reforma. El nombre también fue presentado a los cristianos de habla inglesa a través de San Aarón de Aleth, un santo del siglo VI que fue admirado por su vida de contemplación, viviendo la vida como un ermitaño en una isla frente a la costa de Bretaña. Hoy, Aaron sigue siendo un nombre extremadamente popular en todas las naciones de habla inglesa, así como en Francia, Bélgica y España.

Personalidad

DEL NIÑO AARON

El Número Maestro Veintidós combina las características de Dos y Cuatro en una fuerza poderosa. Las referencias al Master Builder y al “gran negocio” sirven para resaltar el enorme potencial de esta personalidad. Son extremadamente capaces y, por lo tanto, casi siempre tienen éxito. Veintidós son líderes valientes, pensadores innovadores, extremadamente sabios y muy organizados. Como tales, pueden manifestar algo de gran importancia que tendrá un impacto duradero en este mundo. Master Numbers conlleva un gran sentido de responsabilidad, por lo que puede ser una carga. Sin embargo, veintidós son albaceas y accionistas. Además, esta personalidad tiene las características de los Dos, lo que aporta sensibilidad, espiritualidad y armonía, por lo que es probable que sus esfuerzos beneficien a la humanidad en cierta calidad.

Popularidad

DEL NIÑO AARON

Aarón siempre ha sido el nombre de un niño favorito en la cultura judía, pero como nombre en inglés comenzó a ponerse de moda después de la Reforma Protestante del siglo XVI. Su popularidad en los Estados Unidos ha aumentado considerablemente y se ha mantenido desde principios de la década de 1970. Durante décadas, Aaron se ha mantenido entre los 50 nombres más populares para niños, aunque parece estar al final de la lista, respectivamente. Es una elección bíblica clásica, con un sentimiento moderno que no pasará de moda.