Skip to content

Todo lo que siempre quiso saber sobre el “síndrome del bebé que gruñe”

Los padres de los recién nacidos ven su nueva creación como un televisor que simplemente no pueden apagar.

Los nuevos padres notan cada “bip”, “bop” y “blip” que hace su hijo.

Si bien muchos de estos sonidos pueden hacer que los nuevos padres se preocupen, la mayoría son bastante normales e incluso pueden ser divertidos.

Pero si alguna vez escuchó gruñir a su bebé, es posible que se preocupe. ¿Pero deberías estarlo?

¿Qué es el síndrome del bebé que gruñe?

El síndrome de gruñidos es un término informal que se utiliza para describir una afección que tienen algunos recién nacidos cuando tienen dificultades para defecar.

No debe confundirse con estreñimiento, un niño con GBS pasará por heces blandas. Un niño con GBS puede gruñir, tensarse, llorar o incluso ponerse morado cuando pasa junto a las sillas.

Los recién nacidos tienen mucho que aprender sobre cómo funciona su cuerpo y, naturalmente, se necesita tiempo para coordinar sus funciones corporales.

¿Alguna vez ha intentado atar un brazo hacia adelante mientras golpea el otro brazo hacia atrás? Puede parecer un poco difícil al principio; esto es lo que experimenta su bebé, solo con su abdomen y piso pélvico.

Para que un bebé evacue las heces, debe flexionar los músculos abdominales y, al mismo tiempo, relajar el suelo pélvico. Esto requiere una coordinación que su bebé aún no puede controlar.

Mientras intenta coordinar estas dos acciones, su bebé puede llorar, gruñir y tensarse, lo que ayudará a los músculos abdominales a presionar el intestino hacia abajo.

¿Cómo es el síndrome del niño que murmura?

Para los nuevos padres, ver gruñir al recién nacido puede ser molesto, especialmente cuando el estreñimiento también es una preocupación. Si su bebé todavía tiene caca blanda, puede eliminar el estreñimiento.

Una vez que haya eliminado el estreñimiento de la conversación, los siguientes síntomas son signos de que su bebé puede tener el síndrome del bebé que gruñe.

  • Su bebé llora, se agita y gruñe mientras defeca.
  • Su bebé se pone morado o rojo cuando defeca. Esto puede tomar unos pocos minutos.
  • Su bebé se ve incómodo durante 5 a 10 minutos antes de defecar.

Si no está seguro o si hay otros síntomas adicionales, consulte a su médico para descartar cualquier otra inquietud posible.

Si su bebé murmura cada vez que respira, tiene la lengua o los labios azules o fiebre, estos podrían ser signos de una afección respiratoria más grave y debe comunicarse con su pediatra de inmediato.

¿Qué debo hacer con mi bebé murmurando?

Por lo general, no tendrá que preocuparse en absoluto, pero siempre es una buena idea volver a verificar a su pediatra para estar seguro.

El síndrome del gruñido del bebé es normal y la mayoría de los bebés experimentan este malestar desgarrador (aunque a veces ridículo).

Es cierto que ver a su bebé temblar y ponerse rojo no es lo más fácil de hacer, pero cuando se trata de GBS, es importante dejar que el cuerpo de su bebé se haga cargo. ¡Deje que aprenda cómo funciona su cuerpo y, finalmente, las evacuaciones intestinales serán más fáciles para ellos (y para usted)!

Es posible que desee aliviar las molestias de su bebé, por lo que algunos médicos recomiendan estimular su ano con vaselina y una bola de algodón o un termómetro anal.

Esto ayudará a que el ano del bebé se relaje y evacue más fácilmente las heces. Mientras esto ayuda al bebé a tiempo, este método puede causar consecuencias no deseadas más adelante, condicionando al bebé para que pueda defecar solo cuando es estimulado.

Es importante que su bebé aprenda a coordinar sus músculos y a caminar por sí solo. Además, asegúrese de evitar cualquier medicamento para el estreñimiento a menos que se lo recomiende su pediatra.

Como nuevo padre, probablemente disfrutes de cada dulce “arrullo” y “gaa” que tu bebé comparte contigo. Si bien los soplos pueden parecer un poco más atractivos, ¡trata de disfrutarlos también! Como con todos los aspectos de la crianza de los hijos, “y eso pasará”. No olvide sentarse y disfrutar del programa.

¿Cuándo deberías preocuparte?

Dicho esto, el hecho de que su bebé esté haciendo ruidos no significa necesariamente que sea GBS.

Hay varias otras razones por las que su pequeño podría murmurar.

Estreñimiento

Aunque el estreñimiento no es la causa del síndrome del bebé que gruñe, un bebé que gruñe en realidad puede estar estreñido.

Hay algunas diferencias clave que debe buscar para determinar si su bebé está estreñido.

  • El bebé puede colarse con mucha fuerza para defecar.
  • Ponte muy irritable y llora.
  • Tienes una barriga fuerte al tacto.
  • Tienen excrementos pequeños, duros y raros, como excrementos de conejo.
  • Tiene franjas de sangre en las heces causadas por las heces (fisuras anales).

Reflujo ácido / cólico

Otra razón por la que su pequeño podría soplar son los cólicos.

Esta afección ocurre cuando el ácido del estómago y la leche pueden viajar de regreso a través del esófago del bebé, lo que a menudo se debe a un esfínter esofágico poco desarrollado.

Si sospecha que su bebé puede estar sufriendo de reflujo, su médico podrá sugerirle algunos consejos sencillos para remediarlo.

A menudo, se puede remediar simplemente cambiando el ángulo en el que alimenta a su bebé.

El reflujo ácido a menudo no es un gran problema y tiende a resolverse por sí solo, pero como siempre, consulte a su médico si sospecha que su pequeño puede estar sufriendo.

Estrés respiratorio u otras enfermedades.

Si su bebé murmura con frecuencia y parece mostrar signos de enfermedad o dificultad, comuníquese con su pediatra. Esto podría ser un signo de un problema médico grave.

Busque estos otros signos que podrían indicar un problema más grave:

  • piel o lengua azul
  • pérdida de peso
  • hace una pausa en la respiración
  • llamarada nasal
  • letargo
  • fiebre

Nunca recomendamos que saque conclusiones, pero si su hijo tiene un problema médico, diagnosticarlo lo antes posible siempre es una buena idea.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *